¿A quiénes beneficia la integración del nuevo sistema tributario?