Responsabilidad Social Empresarial


Se recoge la responsabilidad social empresarial permitiendo la deducción como gasto necesario para producir la renta de aquellos gastos que se encuentren en la resolución de calificación ambiental que aprueba el proyecto o los que se realicen en base a contratos o convenios suscritos con órganos de la administración del Estado. 

El gasto por desembolsos ambientales que exceden de las obligaciones legales tendrá como límite el monto mayor entre 2% de la renta líquida imponible, el 1,6x1000 del capital propio tributario o el 5% de la inversión total anual. 

Para que proceda la rebaja como gasto, los desembolsos deben beneficiar de forma permanente a la comunidad, como en el caso de la construcción de obras o infraestructura comunitaria, financiamiento de proyectos educativos o culturales u otros objetos similares, manteniendo los requisitos formales respecto de los instrumentos en los que debe constar el acuerdo.